Personajes célebres

Biblioteca Municipal Leonardo Torres Quevedo

Formulario de contacti

Cómo llegar

Centro Cultural Evaristo Silió

Personajes célebres

Juan Álvarez Rodríguez

Dirigente deportivo. (Molledo, 1937–Santander, 1989). Se licenció en la Escuela de Ingenieros de Madrid. Dirigió la Fábrica de Gas de Santander y fue profesor de la Universidad de Cantabria. Entre 1976 y 1982 ocupó la presidencia de la Federación Cántabra de Bolos.

Jorge de Bustamante

Traductor. (Silió, siglo XVI). Estudió Humanidades en la Universidad de Alcalá de Henares, donde se cree trabajó como docente. No hay más testimonio de su vida que la publicación de las traducciones de dos obras clásicas. La primera fue la Historia general (Alcalá 1540) de Trogo Pompeyo en la versión abreviada de Justino. Fue prohibida por la Inquisición y sólo conoció una impresión en España. Gozó sin embargo de gran éxito y fue reeditada en los Países Bajos. Se trata de una versión libre en la cual parafrasea a menudo para aclarar el texto.

En las cuatro coplas de arte mayor que incluye en los preliminares de esta versión, se puede leer en acrósticos ‘Jorge de Bustamante, natural de Silió’. De mayor trascendencia fue su traducción de las Metamorfosis de Ovidio, una de las primeras que se hizo de la obra latina en castellana, y fue reeditada en trece ocasiones desde su aparición en 1545 hasta 1664. De Bustamante se sirve una prosa libre y amplificada y, preocupado por el sentido pedagógico de la lectura, incluye al final de cada episodio una lectura conforme a la moral cristiana, insertos de carácter medievalizante.

Pablo Alfonso Fernández Rueda (El Norteño)

Torero. (Molledo, 1939). Hijo de un maestro nacional, vistió el primer traje de luces en Puente Ojedo (Potes), en 1954, con novillos de Molero, y El Pasieguito y Paquito García de compañeros. Su debut con picadores tuvo lugar en Olmedo, en 1967, alternando con el torero local El Zorro de Toledo y Batán, con novillos de la Condesa de Santaolalla.

Triunfador en Madrid en las llamadas ‘Novilladas nocturnas de la oportunidad’, en las que ganó el premio instituido por el semanario Dígame, siguió su carrera novilleril hasta que decidió doctorarse en la plaza santanderina de Cuatro Caminos, el 23 de julio de 1967, apadrinado por José Fuentes, con Francisco Rivera Paquirri de testigo, lidiando toros de Joaquín Buendía. El toro del doctorado se llamó ‘Temeroso’. El Norteño confirmó la alternativa en Madrid, el 20 de agosto de 1972, de manos de Francisco Ceballos, con Aurelio García Higares de testigo. Los toros fueron de Eugenio Marín Marcos, y el de la confirmación se llamaba ‘Verderón’. Su última corrida de toros tuvo lugar en Santoña, el 8 de septiembre de 1982, actuando con el rejoneador Fermín Bohórquez y su paisano Curro González. Después de retirarse del mundo taurino ha dirigido una explotación agropecuaria en Bárcena de Pie de Concha.

Fidel García Lomas

Escritor y jurista. (Molledo, 1828–Madrid, 1893). Fue diputado por Selaya y formó parte de diversas comisiones oficiales que estudiaron el Código Civil y la Ley Hipotecaria. En Derecho, su estudio más conocido es una Legislación de minas. Como escritor recurrió al género costumbrista en su novela “Mi primer vuelo a la corte o memorias de un pollo de aldea” y compuso el drama en verso “El collar de la reina”.

Ramiro Sáinz Martínez

Arquitecto. (Silió, 1887–1974). Se tituló por la Escuela de Arquitectura de Madrid en 1915 y comenzó su carrera profesional en la capital española. Uno de sus primeros encargos fue la dirección de obras de la casa de Tomás Allende en la Plaza de Canalejas (1916-1920), en colaboración con P. Cabello Maíz, proyectada por Leonardo Rucabado. A partir de 1925 trabajó en Santander, siendo responsable de tareas relacionadas con la ordenación urbanística.

Entre sus intervenciones previas a la Guerra Civil se cuentan el encauzamiento de la Plaza Augusto Linares, (1935) y los Jardines de Piquío en el Sardinero. Tras el incendio del centro de Santander en 1941, Ramiro Sainz Martínez redactó el proyecto de reconstrucción junto al arquitecto Rafael Fernández Huidobro y el ingeniero Sánchez Murélaga y fue responsable del diseño de varios de los bloques que ocuparon los solares del casco viejo desaparecido. Entre ellos se cuenta el edificio de los seguros La Polar –el primero en ser concluido en 1945–, en el que intervino junto al arquitecto Gabriel de la Torriente, y el Palacio Episcopal (1945). Otros de sus proyectos destacados son el monumento a los caídos de Faro Mayor, proyectado entre 1939 y 1940 –la escultura es obra de Villalobos– y la desaparecida casa Bezanilla (1941) en el paseo de Pérez Galdós.

Iglesia María Auxiliadora de los Salesianos, SantanderIglesia María Auxiliadora de los Salesianos, SantanderJardines de Piquío, Santander

Leonardo Torres Quevedo

Ingeniero. (Santa Cruz de Iguña, 1852–Madrid, 1936). Hijo de Luis Torres Vildósola y Urquijo y Valentina Quevedo de la Maza. Estudió el Bachillerato en el Instituto de Enseñanza Media de Bilbao y completó su preparación media durante dos años en el Colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana en París. En 1871 ingresó en la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y concluyó sus estudios en 1876. Abandonó su carrera profesional después de varios meses de ejercicio y se estableció en Madrid en 1878, después de un viaje por Europa, dedicándose al estudio y la concepción de proyectos originales. En 1885 se casó con Luz Polanco y Navarro y fijó su residencia en Portolín. Dos años después probó un transbordador, que presenta, sin éxito, en 1889 en Suiza.

EMomento a Leonardo Torres Quevedon 1893, se estableció en Madrid y conoció una época de éxitos como ingeniero y científico, a la vez que entablaba numerosas relaciones sociales, científicas y literarias, frecuentando el Ateneo y las tertulias de la ciudad. A esta época se corresponden algunos de los hitos principales de su biografía: la presentación de los textos “Sur les machines algébriques”, (1895) y “Sur les machines à calculer” (1900) en la Academia de las Ciencias de París de la que llegó a ser correspondiente; su ingreso en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid y la creación del Laboratorio de Mecánica Aplicada (después de Automática) (1901); la presentación de la patente de “telekino” y las memorias de las Academias de Ciencias de París y de Madrid con el anteproyecto del globo dirigible (1902); su nombramiento como presidente de la Real Academia de Ciencias y su propuesta durante el Congreso Científico Internacional Americano (Buenos Aires) de constituir una Unión Hispanoamericana de Bibliografía y Tecnología Científicas (1910); la presentación de un autómata ajedrecista (1912); la publicación de sus Ensayos sobre automática (1914); el triunfo en el concurso internacional relativo a la construcción de un transbordador sobre las cataratas del Niágara y el otorgamiento de la Medalla Echegaray (1916); el rechazo de la cartera ministerial de Fomento que le ofrece el marqués de Alhucemas (1918); el ingresó en la Real Academia Española de la Lengua y la presentación del segundo autómata ajedrecista (1920); la designación como doctor Honoris causa por la Sorbona (1922); y el nombramiento como miembro asociado de la Academia de Ciencias de París (1927).

Entre sus inventos destacan:

  • Dirigible España, el primer dirigible español.
  • Spanish Aerocar, el primer transbordador sobre las cataratas del Niágara, aún en uso.
  • El telekino, un autómata que ejecuta órdenes transmitidas mediante telegrafía sin hilos. Es el primer aparato de radiodirección del mundo, pionero por tanto de los mandos a distancia.
  • La máquina para resolver ecuaciones algebraicas resuelve una ecuación de ocho términos, obteniendo sus raíces, incluso las complejas, con una precisión de milésimas.
  • El husillo sin fin permite expresar mecánicamente la relación y=log(10x+1), y obtiener así el logaritmo de una suma como suma de logaritmos.
  • El autómata ajedrecista (1912) jugaba rey y torre blancos contra rey negro, y lograba siempre mate. En la imagen aparece un segundo modelo de 1920, contruido por su hijo Gonzalo.
  • El aritmómetro electromecánico (1920), una primera versión de lo que pudo ser un computador electromecánico de principios del siglo XX.

Falleció en Madrid, el 18 de diciembre de 1936.

 DirigibleDirigibleAerocarAerocarUsillo

Maquina ajedrecistaMaquina ajedrecistaCalculadoraCalculadoraTelekino

Fuente principal: Cantabria 101 Municipios y Gran Enciclopedia de Cantabria

 

 
 

Gobierno de Cantabria

EMCAN

Ministerio de Trabajo

Fondo Social Europeo

Usted está aquí: Inicio Personajes célebres